viernes, 27 de febrero de 2009

Deidad



Volver a creer en los relámpagos. En la lluvia. En el viento. La deidad primera, dádiva de la naturaleza.

Sin altares en lo más alto de los montículos. Sin honores y sin sacrificios. Adorarlos mientras son ellos mismos. Que la noche o el día sean el milagro y el culto vivir.

No quiero las figuras moldeadas para adorarlas. Quiero honrar a la luz y las neblinas cuando me cubren apoyadas en el aire o flotando en la mente.

Pero para eso hay que ser valiente y además de excavar en nuestra historia, hay rascar las rocas y las nubes… ir más allá de los tesoros de una especie.

3 comentarios:

Jyhael dijo...

MARAVILLOSA DEIDAD, HERMOSO CONCEPTO INTIMO, CERCANO A UN ALMA QUE CON FERVOR SIENTE LA CONSECUENCIA PROPIA DE SUS DÍAS, DE SU VIDA... EXQUISITO BLOG, HERMOSA PRESENTACIÓN, ENCANTADO DE HABERTE CONOCIDO, DE VERDAD HA SIDO UN PLACER... JYHAEL

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
De momento, dos cosas:
1. Me ha gustado mucho el nombre de tu blog... "Alondra"... NO se el motivo pero, posiblemente, es al pájaro que más escribo.
2. Me gusta tu fotografía. Tanta simpatía en ese rostro...
Ahora toca lo tercero. Ya te diré. Te leo y te diré ¿vale?
Gracias y un saludo.

Alauda dijo...

Lo mismo digo Jyhael. Es un placer tenerte cerca.

-------

Es que la alondra, ya sabes Jesús, es tan especial...
Gracias por lo que me toca. A ti se te ve una magnífica persona.
Y ya sabes di cuando quieras y lo que quieras que por fin tengo un blog personal.